EL DÍA DEL POETA PERUANO

Sin lugar a dudas, la poesía es uno de los géneros literarios más consumidos y prolíficos de nuestra literatura nacional, misma que cuenta entre sus filas a los más grandes representantes de este género. Es así que la semana pasada se celebró el día del poeta peruano. A causa de la cuarentena y al encierro obligatorio que esta conlleva, muchas personas han retomado el agradable hábito de leer

Desde el año 1985, cada 15 de abril se conmemora esta efeméride que coincide con la fecha del fallecimiento del máximo representante de la poesía nacional, el “peruano universal”, César Vallejo. Se decidió, en ese entonces, fundar también, por decreto legislativo, la Casa del Poeta Peruano, con sede en la ciudad de Trujillo, cuya función es la de apoyar en el desarrollo y difusión de las obras compuestas por todo tipo de autores peruanos.

“Desde el año 1985, cada 15 de abril se conmemora esta efeméride que coincide con la fecha del fallecimiento del máximo representante de la poesía nacional, el “peruano universal”, César Vallejo.”

Si bien es cierto que en el último par de décadas la tecnología ha hecho que la lectura se relegue a un segundo plano, las ferias de libros siguen teniendo un cierto grado de éxito, y son un lugar de encuentro y descubrimiento, sobre todo para aquellas personas que aún gustan del olor a libro nuevo. Y, gracias a estas iniciativas, muchos jóvenes autores buscan hacerse conocidos con sus publicaciones, alimentando así el repertorio literario de nuestro país.

Es así que, en honor a aquellos grandes escritores a quienes homenajeamos en estas fechas, recomendamos a nuestros lectores algunas obras que consideramos son infaltables en toda biblioteca personal. Presten mucha atención:

  • “Trilce”, obra cumbre del inmortal César Vallejo.
  • “Escrito a ciegas” del gran vanguardista, Martín Adán.
  • “El huso de la palabra” del imprescindible José Watanabe.
  • “Una esperanza i el mar”, de la primera poetisa peruana, Magda Portal.

Estos autores, si bien son los más representativos de la poesía nacional, no son, ni de lejos, los únicos. Antonio Cisneros, Blanca Varela, Javier Heraud, Carlos Germán Belli, entre muchos otros, son algunos de los más reconocidos autores y representantes de la poesía peruana. Un género literario que ha demostrado que, en nuestro país, al menos para escribir, talento hay de sobra.

LIBERAE SUNT NOSTRAE COGITATIONES

Desde el comienzo de la civilización humana, la capacidad de comunicarse ha sido una de las más importantes para el desarrollo del hombre. Manejar el lenguaje y transmitir lo que sentimos, pensamos y deseamos nos diferencia de los demás animales y nos ha permitido conquistar todos los rincones del mundo en que vivimos.

Pero no todos los hombres hablan la misma lengua, y, durante miles de años, la línea divisoria entre diferentes culturas ha sido, principalmente, el idioma. Todos tenemos la capacidad de entendernos, siempre que se tomen ciertas medidas. Es así que, desde que el hombre empezó a hablar y a escribir, ha existido la necesidad de un traductor e intérprete que le permita entenderse con otros hombres.

“San Jerónimo cambiaría por completo la historia, al traducir la Biblia”.

El día de ayer se celebró el día internacional de la traducción, y, por añadidura, el día del traductor. Una de las más importantes, antiguas y trascendentales disciplinas lingüísticas. Las civilizaciones más antiguas: los egipcios, los griegos y los romanos han utilizado la traducción y la interpretación como herramientas de conquista y expansión.

Sin embargo, no fue hasta el siglo II después de Cristo, que San Jerónimo (mismo que se convertiría en patrón de los traductores y padre de la traducción) cambiaría por completo la historia, al traducir la Biblia. Esta versión sería la que Gutenberg imprimiría por primera vez, trece siglos después, convirtiéndolo en el primer libro impreso de la historia.

“El día de ayer se celebró el día internacional de la traducción, y, por añadidura, el día del traductor. Una de las más importantes, antiguas y trascendentales disciplinas lingüísticas”.

Actualmente, los traductores cumplen diversas funciones, a muchos niveles, pero su cometido sigue siendo el mismo que hace cientos de años: hacer el mundo más grande para todos y las divisiones que nos separan más pequeñas.

Celebremos, entonces, a aquellos profesionales que se dedican a que las diferentes culturas se mantengan conectadas por la misma capacidad que nuestros antepasados desarrollaron: la comunicación. Si todos podemos entendernos, al margen de la lengua en que hablemos, podremos trabajar juntos para hacer de nuestro mundo un lugar mejor para vivir.

¡FELIZ DÍA DEL TRADUCTOR!