LIBERAE SUNT NOSTRAE COGITATIONES

Desde el comienzo de la civilización humana, la capacidad de comunicarse ha sido una de las más importantes para el desarrollo del hombre. Manejar el lenguaje y transmitir lo que sentimos, pensamos y deseamos nos diferencia de los demás animales y nos ha permitido conquistar todos los rincones del mundo en que vivimos.

Pero no todos los hombres hablan la misma lengua, y, durante miles de años, la línea divisoria entre diferentes culturas ha sido, principalmente, el idioma. Todos tenemos la capacidad de entendernos, siempre que se tomen ciertas medidas. Es así que, desde que el hombre empezó a hablar y a escribir, ha existido la necesidad de un traductor e intérprete que le permita entenderse con otros hombres.

“San Jerónimo cambiaría por completo la historia, al traducir la Biblia”.

El día de ayer se celebró el día internacional de la traducción, y, por añadidura, el día del traductor. Una de las más importantes, antiguas y trascendentales disciplinas lingüísticas. Las civilizaciones más antiguas: los egipcios, los griegos y los romanos han utilizado la traducción y la interpretación como herramientas de conquista y expansión.

Sin embargo, no fue hasta el siglo II después de Cristo, que San Jerónimo (mismo que se convertiría en patrón de los traductores y padre de la traducción) cambiaría por completo la historia, al traducir la Biblia. Esta versión sería la que Gutenberg imprimiría por primera vez, trece siglos después, convirtiéndolo en el primer libro impreso de la historia.

“El día de ayer se celebró el día internacional de la traducción, y, por añadidura, el día del traductor. Una de las más importantes, antiguas y trascendentales disciplinas lingüísticas”.

Actualmente, los traductores cumplen diversas funciones, a muchos niveles, pero su cometido sigue siendo el mismo que hace cientos de años: hacer el mundo más grande para todos y las divisiones que nos separan más pequeñas.

Celebremos, entonces, a aquellos profesionales que se dedican a que las diferentes culturas se mantengan conectadas por la misma capacidad que nuestros antepasados desarrollaron: la comunicación. Si todos podemos entendernos, al margen de la lengua en que hablemos, podremos trabajar juntos para hacer de nuestro mundo un lugar mejor para vivir.

¡FELIZ DÍA DEL TRADUCTOR!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *